Me llamo María Fraile Alonso y soy natural de Zamora.

Siempre fui una niña inquieta, curiosa y con muchos sueños por cumplir. Supongo, que un día fueron tantos esos sueños que las bonitas murallas de mi ciudad se quedaron chicas y salí al mundo.

Fue en la universidad donde, estudiando Terapia Ocupacional, descubrí la importancia del movimiento y de la expresión corporal y fue también en aquellos años cuando vi al primer narrador oral de mi vida y pensé: "yo un día quiero estar ahí contando cuentos". 

De una forma u otra esos dos descubrimientos han marcado todo mi camino.

Sin dejar de trabajar como Terapeuta  Ocupacional con personas con Alzheimer y otras demencias me he ido cocinando a fuego lento en formaciones de todo tipo: psicomotricidad vivencial,  expresión corporal, danza contact improvisación, técnicas en desarrollo personal y risoterapia, narración oral...  Eso, unido a un incansable deseo de viajar, me ha llevado a mil lugares de América del Sur, Europa, Asia y norte de África a veces sólo por placer y otras veces por el placer de compartir talleres o contar cuentos.

Afincada durante algunos años en Salamanca, ahora vivo en el hermoso Valle del Jerte (Cáceres) donde sigo cumpliendo sueños.